Charlemos

Montse Lugo explica la Revolución Rusa a través de la figura de siete mujeres indispensables

Participa este jueves en el ciclo de conferencias ‘1917Octubre2017’ en la sede de IUC en Santa Cruz

Militante feminista y  profunda conocedora del proceso revolucionario soviético, Montse Lugo participa este jueves 30 de noviembre, con la conferencia Mujer y Revolución en el ciclo 1917Octubre2017, organizado con motivo del centenario de la revolución bolchevique por la Fundación de Investigaciones Marxistas (FIM) de Canarias. El acto dará comienzo a las 18:30 horas con entrada gratuita hasta cubrir aforo en la sede de Izquierda Unida Canaria en Santa Cruz de Tenerife (Avenida Islas Canarias, 87).

En Mujer y Revolución, Montse Lugo parte de la vida y la trayectoria de siete nombres capitales en el proceso revolucionario: Nadezhda Krupskaya, Inessa Armand, Alekxandra Kollontái, Natalia Sedova, Larissa Reiner, Rosa Luxemburgo y Clara Zetkin. “Se trata de repasar la Historia a través de las mujeres revolucionarias rusas, tanto de las bolcheviques como de las socialrevolucionarias, así como del papel que jugaron en la política de su país”, explica.

A través de célebre novela de Alekxandra Kollontái, La bolchevique enamorada, Lugo demostrará cómo el proceso revolucionario debe a estas mujeres gran parte de su éxito y cómo sin embargo, tras la muerte de Lenin, hacia 1924 el PCUS inicia un giro hacia posturas patriarcales que borran a estas mujeres de la memoria histórica.

Cartel del ciclo de conferencias organizado por la FIM

“La obra de Kollontái es un fiel reflejo de los cambios producidos en la sociedad soviética y en la cuestión femenina durante el proceso revolucionario”, explica Lugo, para quien los derechos conseguidos en los primeros años de la Revolución entran posteriormente en declive, coincidiendo con el refuerzo de la estructura patriarcal y el cambio de orientación política en el PCUS después de la muerte de Lenin.

Monste Lugo cree indispensable recordar que la Revolución no empezó el 7 de noviembre de 1917, con la toma del Palacio de Invierno, sino el 8 de marzo del mismo año con una huelga de lavanderas, a la que se unieron soldados y obreros, y que se generalizó en todo el país, siendo el origen de un proceso convulso que culminó con el golpe bolchevique y el fin del Gobierno Provisional.

Artículo anterior

Izquierda Unida pide mejorar el transporte público a Las Teresitas para evitar un ‘neomamotreo’

Siguiente post

Izquierda Unida pide la limpieza del Barranco de María Jiménez antes de que las lluvias arrojen las basuras al mar