Pleno

Izquierda Unida vuelve a llevar al pleno el incumplimiento del Plan de antenas

A pesar de que el colectivo Planmocan ha logrado la retirada de la de Bellotero, todavía quedan 21 con licencias en precario que deben ser eliminadas
El Plan de antenas fue encargado en 2013 y ya ha alcanzado un coste superior a los 99.000 euros

Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Santa Cruz llevará al pleno de este mes una pregunta sobre los avances experimentados en la tramitación del Plan Especial de las Telecomunicaciones, pendiente del  informe de impacto ambiental de la Comisión de Ordenación del Territorio y Medio Ambiente de Canarias (Cotmac).

El concejal de IUC, Ramón Trujillo, preguntará además por los plazos en los que se prevé desmantelar la veintena de antenas en precario que siguen en funcionamiento, después de que la presión ciudadana ejercida por la plataforma Planmocan lograra hace unos días el desmantelamiento de la de Bellotero, en el Sobradillo.

El Plan de antenas comenzó a elaborarse en 2013 a propuesta del PSOE, cuando cogobernaba con Coalición Canaria. En estos cuatro años, el texto ha tenido que ser modificado por la entrada en vigor en 2014 de la Ley de Armonización y Simplificación en materia de Protección del Territorio y de los Recursos Naturales, que obliga a someterlo al procedimiento de Evaluación Ambiental Estratégica.

Este proceso obligó a un nuevo retraso en la aprobación del documento, pendiente del informe de la COTMAC. El concejal de Urbanismo de la corporación local, Carlos Garcinuño anunció en abril de 2016 que una vez presentado el informe a la COTMAC y que el expediente fuera remitido de nuevo al Ayuntamiento de Santa Cruz, se podría proceder a la aprobación inicial del Plan Especial de las Telecomunicaciones, que dará paso al preceptivo periodo de exposición pública. Un año después, la oposición desconoce si la COTMAC ha dado su aprobación al texto.

En estos cuatro años y por las modificaciones sufridas, la elaboración del Plan ha supuesto un gasto superior a los 99.000 euros. El primer proyecto, encargado en la etapa de los socialistas, costó 57.000 euros a los que hay que sumar el coste del segundo, en el que se atendía a lo solicitado por la COTMAC, con un coste de 41.260 euros.

 

Artículo anterior

Izquierda Unida afirma que el aumento en 2,2 millones de euros para ayudas sociales revela el fracaso del gobierno de Bermúdez

Siguiente post

Izquierda Unida pagará la fianza para seguir en el caso Siliuto