Ayuntamiento de Santa Cruz

Izquierda Unida pregunta por qué se ha retrasado 7 meses la emisión del informe epidemiológico sobre la Comisaría de la Policía Local en Tres de Mayo

La sede es un granero sin ventilación ni medidas de seguridad. En siete años se han detectado 20 casos de cáncer

Izquierda Unida en Santa Cruz ha solicitado copia del informe epidemiológico de la Comisaría de la Policía Local en Tres de Mayo, encargado por el Ayuntamiento a propuesta del Comité de Salud de la corporación municipal y que debía haberse hecho público en noviembre pasado. De este informe depende saber si el edificio reviste algún riesgo para la salud, después de que se descartara la presencia de gas radón y su relación con el elevado número de casos de cáncer entre agentes y trabajadores de la sede policial

Para IUC es “inconcebible” que el alcalde de la ciudad, José Manuel Bermúdez, y la concejala de Seguridad y Tráfico, Zaida González hayan expresado recientemente “su preocupación sobre la Comisaría de la Policía Nacional en Tres de Mayo” y su intención de implicarse en la búsqueda de suelo para una nueva sede, y sin embargo no hayan resuelto aún el problema con la sede de la Policía Local.

Izquierda Unida cree que la prioridad de nuestros gobernantes locales debe ser la Policía Municipal y recuerda al equipo de Gobierno (CC y PP) que los agentes siguen esperando unas mejoras que nunca se han llevado a cabo. La única actuación sobre el edificio, que además está declarado Bien de Interés Cultural, fue una inversión de 120.000 euros que los trabajadores consideran “exigua” y que el sindicato CSI-F ha denunciado como insuficientes.

Los trabajadores y trabajadoras han pedido un cambio de ubicación porque su sede actual no reúne las condiciones necesarias. La sede de la Policía Local de Tres de Mayo fue construida en los años 70 como un granero y nunca se adaptó a las necesidades de un edificio policial. Durante años, la plantilla ha denunciado múltiples carencias: faltan medidas de seguridad, ventilación o capacidad para albergar los distintos servicios especializados con los que cuenta el cuerpo.

Desde hace 5 años y ante la denuncia de varios agentes sobre la presencia de numerosos casos de cáncer entre la plantilla, el Ayuntamiento ha llevado a cabo tres informes para descartar que el edificio esté enfermo. El estudio epidemiológico es el documento que determinará si el edificio puede seguir siendo utilizado o si, como vienen pidiendo los trabajadores, se hace necesario el traslado a una nueva sede.

 

Artículo anterior

Izquierda Unida pregunta por qué el Ayuntamiento no pidió al Ejecutivo autónomo nuevas plazas de Escuelas infantiles

Siguiente post

IUC vuelve a preguntar por la reunión de Zerolo con Zamora