Tagoror

Izquierda Unida lleva al Tagoror del Distrito Centro el ‘lío’ de Siliuto, futura Casa de la Juventud del Toscal

El vocal de IUC en el tagoror, Jesús Martín, pregunta si el Ayuntamiento ha resuelto el conflicto con la contrata y cuándo retomará las obras

Izquierda Unida llevará al Tagoror del Distrito Centro-Ifara que se celebra mañana miércoles 18 de abril, una pregunta sobre la paralización de las obras en la Casa Siliuto, donde el Ayuntamiento pretende situar la Casa de la Juventud del Barrio de El Toscal. Las obras de remodelación de la casa situada en el número 10 de la calle San Antonio fueron paralizadas en octubre pasado por “diferencias” con la empresa adjudicataria, según alegó el concejal de Urbanismo Carlos Carcinuño (Partido Popular).

El vocal de IUC en el Tagoror, Jesús Martín, preguntará si finalmente se han solucionado los problemas y si la corporación tiene fijada ya la fecha para concluir la obra y dotar al barrio de una de sus demandas históricas principales: una casa de la juventud para Santa Cruz, el único municipio de la isla que no cuenta con este recurso para los jóvenes.

Las obras de rehabilitación del antiguo hotel comenzaron en marzo de 2015 con un presupuesto de 708.719 euros y un plazo de ejecución de 18 a 15 meses. La empresa Acciona fue la elegida para ejecutar la obra por presentar la oferta menos costosa; pero al comenzar los trabajos “aparecieron problemas inesperados como el de la instalación eléctrica, a renovar, y eso lo encareció todo”, según afirmó el concejal Garcinuño, que decidió no llegar a un acuerdo con la empresa porque “el coste excedía el límite máximo legal (10%) del presupuesto inicial”.

Izquierda Unida teme que el conflicto con Acciona y la paralización de las obras afecte a la dinamización de El Toscal y la puesta en marcha del Plan Especial de Protección, que el equipo de Gobierno (CC y PP) no termina de ejecutar a pesar de que es un clamor del barrio, cada día más deteriorado.

El Onésimo para profes y alumnos

En el apartado de propuestas, el vocal de Izquierda Unida en el Tagoror planteará recuperar las edificaciones anexas al Colegio Onésimo Redondo para el centro escolar. Jesús Martín recuerda que históricamente las edificaciones anexas al colegio, situadas en la calle Santiago números 40 y 42,  pertenecían al centro educativo y eran “consideradas como casa de los maestros”. Con posterioridad y como ya no tenían como uso albergar las viviendas de los docentes, éstas fueron entregadas por el ayuntamiento a dos agrupaciones del carnaval. “Pero en la actualidad las necesidades del colegio hacen que sea necesario ampliar sus instalaciones pues los escolares necesitan más aulas y patios”, explica Martín.

En su propuesta, plantea recuperar esas edificaciones para el uso del colegio “ya sea como aulas, patios y/o los usos que el centro considere oportunos ya que nos parece prioritario atender antes las necesidades de los centros escolares que las de las agrupaciones del carnaval para las cuales seguro que el ayuntamiento no tendrá problema para encontrar otras dependencias que cubran sus necesidades”.

Artículo anterior

La izquierda en las instituciones

Siguiente post

Queremos poner verde a Santa Cruz