Memoria Histórica

Izquierda Unida lleva a la comisión de control la parálisis en memoria histórica en Santa Cruz

Ramón Trujillo critica que no se continúe con el  cambio de nombres fascistas en el callejero
El concejal de IUC pregunta si el Ayuntamiento ya ha decido si el monumento a Franco tiene valor artístico o meramente falangístico

Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Santa Cruz llevará a la comisión de control de enero la parálisis del equipo de gobierno (CC y PP) en política de Memoria Histórica. Ramón Trujillo ha pedido la comparecencia del concejal responsable para que explique por qué no se ha continuado con el cambio de nombre de las calles franquistas que todavía perviven en la ciudad.

A pesar de que la Ley de Memoria Histórica fue aprobada hace ahora diez años, Santa Cruz mantiene más de un centenar de calles, plazas, colegios y estatuas con nombre alusivos a la represión de la dictadura franquista. En 2008, el alcalde Miguel Zerolo modificó el nombre de ocho calles; el proceso se detuvo hasta hoy. La nueva nomenclatura tampoco fue lo más apropiada. Zerolo decidió cambiar General Moscardó, por calle Del Amor; la General Goded, por calle Del Perdón; la General Fanjul, Del Olvido; General Sanjurjo, pasó a llamarse la calle De los Sueños y la García Morato, cuya nueva denominación fue Calle De la Tolerancia.

Izquierda Unida critica que la comisión de estudio creada en 2008 para el cambio de nombres sólo se haya reunido dos veces y que en la segunda ocasión se decidiera pedir asesoramiento a la Universidad de La Laguna sin que todavía se conozca el resultado de la consulta, “lo que podrá demorar más el cambio de nombres”.

Otro de los asuntos por lo que preguntará Ramón Trujillo es la cantidad presupuestada en 2017 para el Aula Cultural José Carlos Schwartz. Creada en 2012 para conmemorar la figura de nuestro último alcalde republicano, asesinado por los militares franquistas tras el golpe de estado, el aula se planteaba como finalidad “crear un área de encuentro, promoción y fomento del debate en torno a la memoria histórica desde una perspectiva cultural y la difusión de la investigación y el pensamiento contemporáneo en dicho ámbito”.

Por último, IUC pedirá explicaciones sobre la situación del monumento fascista de la Rambla, si está previsto realizar algún dictamen sobre el valor artístico del monumento a Franco y cuál podría ser su nueva ubicación, en función de que se determine que es materia inanimada con valor artístico o sólo valor falangístico.

 

Artículo anterior

Izquierda Unida crea en Tenerife la primera escuela feminista de Canarias

Siguiente post

Izquierda Unida en Santa Cruz exige al concejal de Medio Ambiente “rigor científico” para erradicar las palomas