Cultura

Izquierda Unida aplaude que la presión ciudadana recupere el Castillo de Paso Alto para Santa Cruz

IUC llevó a la Comisión de control y al Tagoror de Anaga el estado de abandono del fortín
Izquierda Unida pidió ubicar en el castillo un espacio dedicado a la represión franquista

Izquierda Unida ha celebrado que el Ayuntamiento de Santa Cruz haya dado un paso adelante para recuperar para la ciudad el Castillo de Paso Alto, catalogado como Bien de Interés Cultural (BIC) y que hasta hoy permanecía abandonado y cerrado al público. IUc aplaude que la concejala de Partido Popular, Yolanda Moliné, haya anunciado además su intención de ubicar en el espacio un centro de difusión que recoja el pasado del fortín como núcleo de la represión franquista en la ciudad, tal y como propuso el concejal de IUc Ramón Trujillo.

Izquierda Unida llevó primero al Tagoror de Anaga y después a la comisión de control una pregunta sobre el estado de abandono del BIC. Haciéndose eco de una denuncia de la Asociación para la Defensa del Patrimonio Histórico de Santa Cruz de Tenerife, IUc preguntó si la Corporación tenía previsto adoptar alguna medida para garantizar el adecuado mantenimiento del Castillo y darle el uso público que debe tener, sin que el Ayuntamiento ofreciera una respuesta concreta.

En la comisión de control además exigimos saber dónde se encuentran los cañones que estaban en el Castillo (“Orible”, “Inbensible”, “Espanto” y “Torpe”) y por qué se habían retirado y no están en su sitio para uso y disfrute de la ciudadanía. La respuesta en este caso también fue una evasiva y el concejal de Cultura, José Carlos Acha (PP), informó escuetamente que los cañones estaban en el Cuartel de Almeyda “para uso y disfrute de la ciudadanía como siempre ha sido”.

Para Izquierda Unida es escandaloso que el acceso a uno de nuestros principales Bienes de Interés Cultural esté cerrado al público y rodeado de alambradas que sólo permiten la entrada desde el club militar anexo de Paso Alto. El castillo es una de las fortificaciones históricas de la capital tinerfeña que han llegado a nuestros días. Es BIC con la categoría de monumento y propiedad del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, según consta en el Catálogo Municipal de Patrimonio Histórico.

IUc planteó que sería conveniente que el Ayuntamiento diera los pasos necesarios para la apertura al público de este espacio, de modo que se pueda visitar este BIC e incluirlo en visitas guiadas para turistas y residentes. Así mismo, propuso utilizarlo con un fin cultural e histórico, que refleje su pasado en la negra etapa de la represión franquista, cuando sus estancias fueron utilizadas como salas de tortura de los militares golpistas contra la población de Santa Cruz.

Sus sótanos y celdas fueron testigos de tortura y muerte, entre ellas la del último alcalde republicano de Santa Cruz, José Carlos Schwartz, que fue detenido el 18 de julio de 1936, por miembros del ejército sublevado, a las siete de la mañana en su domicilio y trasladado a la prisión del Castillo de Paso Alto. Fue trasladado a Las Cañadas del Teide, donde lo mataron.

Artículo anterior

IUc plantea rehacer el presupuesto para cubrir un déficit de 10 millones de euros en Servicios Sociales

Siguiente post

Izquierda Unida crea en Tenerife la primera escuela feminista de Canarias