Ayuntamiento de Santa Cruz

El Draguillo podría convertirse en el primer caserío sostenible de Anaga

El Pleno de Santa Cruz aprueba una moción de Izquierda Unida para dotar de luz el núcleo del Macizo utilizando energías renovables

El Pleno del Ayuntamiento de Santa Cruz aprobó el pasado viernes una moción de Izquierda Unida para transformar El Draguillo en el primer caserío sostenible de Anaga.  El Draguillo es uno de los caseríos ubicados en el macizo de Anaga y, como todos los núcleos poblacionales de la zona, ha ido perdiendo habitantes paulatinamente. En el año 2000 vivían en este pequeño caserío trece personas y en la actualidad sólo residen de forma permanente cuatro. Obviamente, la ausencia de electricidad y las dificultades de comunicación han propiciado el abandono del caserío como residencia permanente. Sin embargo, sus antiguos vecinos y vecinas siguen regresando a El Draguillo en verano, en periodos vacacionales y los fines de semana.

El acuerdo plenario incluyó remitir a la Fundación Santa Cruz sostenible la propuesta de Izquierda Unida de transformar el caserío de El Draguillo en el primer pueblo sostenible de Anaga, dotándolo de placas solares o medios alternativos para generar energía y propuestas de rehabilitación y mejora paisajística.

La moción fue defendida ante el Pleno por María Nieves López González, miembro de la Asociación Regional y Cultural Amigos de Anaga, quien recordó en su intervención el “olvido” al que las instituciones tienen sometidos a los habitantes del macizo y acusó a los distintos gobiernos municipales de “negligencia” con Anaga.

Después de enumerar las múltiples carencias del macizo (espacios lúdicos para los niños, transporte públ¡co, socorristas en las playas…), la representante de Amigos de Anaga sentenció que ninguno de los proyectos iniciados en la zona “llega a término”, y puso como ejemplo la electrificación del Caserío de El Draguillo, “iniciada hace años por el Cabildo, pero nunca terminada”.

En su moción, Izquierda Unida también pedía dotar de alumbrado la carretera que bordea la costa desde Bajo Roque hasta el Roque de las Bodegas, así como desde esta última zona hasta la Playa de Almáciga. Como el alumbrado es competencia del Cabildo de Tenerife, el Pleno del Ayuntamiento aprobó instar a la corporación insular a dar respuesta a esta exigencia ciudadana.

 

Artículo anterior

Izquierda Unida critica la dejación del Ayuntamiento con el castillo de Paso Alto, Bien de Interés cultural y propiedad municipal

Siguiente post

Ramón Trujillo acusa al PP de usar las banderas oficiales "para prohibir otras banderas”