Entrevistas

Francis Hernández, candidato de Unidos Podemos al Congreso por Tenerife: “Queremos recuperar ministerios y gobernar para la mayoría”

Francis Hernández (Tenerife, 1969) es un corredor de fondo; paciente y disciplinado. Entró como concejal de Izquierda Unida Canaria en el Ayuntamiento de Arafo hace 13 años. No está nada mal llegar a un cuarto mandato en el fuero de Domingo Calzadilla, el alcalde eterno que gobernó los designios del municipio durante 35 años saltando de partido en partido, siempre a la derecha. De no tener ningún respaldo entre la gente de Arafo, en este tiempo Francis Hernández ha ido ampliando el porcentaje de electores, poco a poco, paso a paso; un tres, un siete, un nueve… Hoy, el doce por ciento de la población de Arafo vota a Izquierda Unida. Todo el mundo conoce su sede en el centro: El empaquetado y su actividad en youtube y las redes sociales.  Estos días Francis Hernández es noticia porque es la apuesta de Izquierda Unida para sus listas al Congreso en confluencia con Podemos. El concejal del Norte de Tenerife será el tercero de la lista Unidos Podemos y está feliz. Cree que ahora otro país es posible.

Los últimos sondeos electorales afirman que Unidos Podemos aumentará de tres a cinco sus diputados por las dos provincias canarias el día 26, con lo que empatará en escaños con el PP, mientras que el PSOE retrocederá a tres escaños y CC puede quedarse fuera del Congreso. ¿Qué te parecen estas cifras?

Viables y completamente posibles. La desaparición de Coalición Canaria es previsible. Ya no les vale el discurso de que son la Voz. Han querido representar la voz de los canarios y se han convertido en pedigüeños, en la figura que muta y se adapta a cualquier gobierno sin un criterio ideológico ni político, simplemente por el hecho de sobrevivir. Sus políticas han favorecido a los poderosos y los resultados están a la vista. ¿Para qué queremos a Ana Oramas como diputada de CC en Madrid si tenemos los parámetros más altos de pobreza, paro y desigualdad? A la cola de casi todo.

Cuando Ana Oramas dice que si ella no sale no se oirá la voz de Canarias en el Congreso…

No es cierto. Unidos Podemos tendrá cinco o seis diputados y diputadas canarias en el Congreso que darán lo mejor por esta tierra. Venimos de distintos campos de la política autonómica y entendemos que la realidad de Canarias es tal y como es. Yo vengo de la municipalidad, eso te pone muy en contacto con la realidad. No sé qué contacto con la realidad puede tener Ana Oramas, que lleva sentada en Madrid desde que tengo memoria.

Pierden votos pero siguen gobernándonos. A cada nueva elección Coalición Canaria se desangra, pero no logramos deshacernos de ellos. ¿Qué hace falta?

Hace falta una ley electoral justa y que el Partido Socialista deje de tener la importancia que tiene en Canarias. El PSC-PSOE ha jugado a ser el convidado necesario para que CC gobierne. El ejemplo que nos han dado los socialistas en esta legislatura en el Gobierno de Canarias, de absoluta pleitesía a Coalición, demuestra que han abandonado la senda de la izquierda y de la defensa de la ciudadanía para entregarse sin dudarlo a las políticas de centro derecha.

¿Qué programa específico para Canarias desarrollará Unidos Podemos de ganar las elecciones el próximo 26 de junio?

A nivel nacional hemos cerrado un acuerdo de 50 puntos que de manera directa afectarán a las vidas de los canarios y las canarias: desde un plan energético social a una nueva ley de educación. En concreto para las Islas hemos puesto sobre la mesa muchas de las cosas que Izquierda Unida ha defendido siempre: un REF más social, una auditoría de la RIC… Este acuerdo nos deja claro que las demandas sociales son más importantes que las demandas partidistas. Hemos puesto en la balanza que primero está la necesidad de la gente y después la de los partidos.

¿Estás cómodo en esta confluencia?

Yo estoy muy cómodo porque al final la distancia no es tanta. Son distintas formas de entender la política, pero que son compatibles. De esa compatibilidad surge el programa de 50 puntos que defenderemos en el Congreso. Izquierda Unida no va a abandonar nuestro carácter republicano, pacifista, nuestro proceso constituyente, ni nuestra autonomía; pero en este momento confluimos con Podemos en un programa urgente, 50 medidas que llevamos como Unidos Podemos y que hay que poner en marcha ya. Queremos recuperar ministerios, poner el Boletín Oficial del Estado al servicio de la gente y gobernar para la mayoría”.

La derecha dice que Izquierda Unida se suicidó con este pacto.

Se engaña la derecha. La calle dice otra cosa. Izquierda Unida ha salido muy reforzada de este acuerdo. Hemos antepuesto las necesidades de las personas a los sillones. Ahí está Alberto Garzón, el líder más valorado de este país, que acepta ir quinto por las listas de Madrid. Aquí en Canarias hemos hecho lo mismo. Es así. Hay compromiso real con las necesidades de la ciudadanía. Juntar a tanta gente en la izquierda es un hito y lo ideal sería que el acuerdo se fuera fortaleciendo cada día.

Antes decías que Unidos Podemos defenderá en el Congreso un REF social. ¿Sabe la ciudadanía qué es eso del REF?

No, la pedagogía no ha funcionado y esa información debería facilitarse en los centros educativos. El REF, la RIC, el POSEI… todos esos mecanismos económicos que benefician a Canarias por la lejanía y la insularidad se desconocen. Ese REF social del que hablamos destinará los recursos que recibimos por tener este Régimen Económico Fiscal a generar puestos de trabajo, una sanidad mejor, una educación mejor. ¿Cómo? Ahora mismo beneficia a unos pocos, a los de siempre, a los lobbys de importadores. Se trata de que llegue a la población. Si en vez de destinarse como ahora a subvencionar a los importadores se dirige a respaldar la producción alimentaria local, estamos hablando de un REF social, y eso es lo que defendemos. Son herramientas necesarias, que deben ser sometidas a un reparto más justo. También es cierto que Canarias ha estado históricamente mal financiada, pero entonces hay que exigir en Madrid que se nos equipare a otras comunidades. No podemos seguir siendo una comunidad de segunda porque Canarias genera muchísimos ingresos para el Estado. Nuestro turismo supone un porcentaje de más del 35 por ciento de nuestro PIB. En el año 2014, supuso unos ingresos de más de 13.000 millones de euros.

Con esas cifras ¿cómo es posible que 1 de cada 3 niños canarios esté en riesgo de exclusión, como denunció hace poco Unicef ante el Parlamento de Canarias?

Cuando esto pasa, algo falla en el sistema. En las islas se está dando que unos viven muy, muy bien y la mayoría cada vez vivimos peor. En Canarias la figura del trabajador y la trabajadora pobres se ha multiplicado exponencialmente. Es increíble que trabajando, partiéndote el lomo y cumpliendo no logres salir de la pobreza sino que cada vez estés más dentro de ella. Eso tiene que cambiar”.

Una cifra escandalosa de esta tierra nuestra. El 42 por ciento de la riqueza en Canarias está en manos de un 0’27 por ciento de la población.

Las familias de siempre, ¿no? Yo no estoy en contra de que la gente haga riqueza, puedo convivir con gente que hace riqueza. Lo que quiero es que esa gente tribute más de lo que está tributando y que no se beneficien de exenciones fiscales ni de herramientas fiscales que los protegen. Creo que el que más gana es el que más tiene que pagar. Es una sencilla regla de compensación de los desequilibrios con los que menos tienen.

Ahora parece que asistimos a la caída del imperio de esos apellidos de siempre. Prohombres como Zerolo (caso Las Teresitas) y Cobiella y José Manuel Soria con las offshore en Panamá para no tributar en nuestro país.

No nos engañemos, el capital no tiene apellidos. El capital es algo que está ahí y que quita y pone a personas a su antojo. A donde tenemos que ir es a la raíz, a controlar ese capital, a acabar con los paraísos fiscales que benefician la evasión de impuestos y la acumulación de riquezas que luego no repercute en la sociedad. Ahí tenemos la Reserva de Inversiones de Canarias, que ha sido una herramienta de evasión de impuestos escandalosa. Hay que auditarla y ver qué hay ahí. Si son ciertas las cifras que se dan. De esta auditoría sólo hablamos nosotros, Unidos Podemos. Esa es una de las medidas que demuestran que somos la gente corriente, con las preocupaciones de la gente corriente la que va al Congreso a cambiar las cosas.

 

Artículo anterior

IUC pide al alcalde Bermúdez la destitución de Dámaso Arteaga por el ‘caso Siliuto’

Siguiente post

“Que un canario como yo esté en el Congreso, demuestra que las cosas están cambiando de verdad"